Trabajo Voluntario en Cusco: jugando a los zombies y pintando paredes

1,974 Vistas
Wednesday November 18, 2015 - Publicado por en Volunteer Work
18Nov
Trabajo Voluntario en Cusco: jugando a los zombies y pintando paredes

Durante la última semana de octubre de 2015, la Escuela de Español Amauta en Perú tuvo el privilegio de trabajar en varios proyectos de voluntariado en Cusco con un grupo de jóvenes de los Estados Unidos. Estos jóvenes se encuentran actualmente en un “año sabático” viajando por Sudamérica con Juventud Internacional, un “programa de aprendizaje experimental que combina los viajes internacionales con intercambio cultural, convivencia con familias locales, trabajo de servicio comunitario voluntario y aventura al aire libre. Los voluntarios llegaron a Cusco de Bolivia; después de su semana de trabajo voluntario, disfrutaron de la caminata a Salkantay, a Machu Picchu; y su próxima parada es Ecuador.

Los voluntarios se dividieron entre tres proyectos diferentes en la mañana para luego volver juntos como un grupo por la tarde, después del almuerzo con sus familias de acogida en Perú, para trabajar en un hogar para niñas abusadas y abandonadas. Los proyectos de voluntariado en la mañana incluían una casa de retiro, una guardería, clínica y hogar para niños física y mentalmente discapacitados.

Volunteer Work in Cusco

Los voluntarios en el jardín de niños disfrutaron jugando con los niños, colaborando con los maestros, y ayudándolos con la tarea. A los niños de la clínica les encantó que los voluntarios trajeran burbujas, libros para colorear, globos, peluches, y proyectos de origami. Y en el hogar para ancianos cusqueños, los residentes y voluntarios se juntos. En el orfanato, donde todos los voluntarios trabajaban juntos, pusieron capas frescas de pintura en los edificios del complejo, plantaron un jardín, y jugaron a los “zombies” ¡el juego elegido por la mayoría de las chicas!

Volunteer Work in Cusco

Los voluntarios describieron su tiempo en Cusco como “hermoso”, expresaron su entusiasmo por trabajar con los demás en el grupo, y con buen humor mencionaron que a sus amigos en el centro geriátrico le gustaba llamarlos “gringos”. A través de estas experiencias y guiados por la Coordinadora de Voluntariado de AMAUTA, el grupo tuvo la oportunidad de saborear la vida cotidiana en el Perú con sus familias anfitrionas, contribuyeron positivamente en la vida de quienes conocieron en sus proyectos, y aprendieron un poco más cada día acerca de las complejidades y las recompensas de descubrir la cultura peruana.

Más información sobre el Programa de Servicio Social Voluntario AMAUTA.

Infórmese aquí o descargar nuestra lista de proyectos de voluntariadot.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*